Grandes fiestas aguadas

Hay citas que uno no puede perderse. La Copa Mundial de la FIFA 2014™ es una de ellas, y más si eres brasileño. “Tengo algunos años más, y también algunos kilos, pero está claro que me habría encantado jugar un Mundial en mi país”, confesó recientemente Ronaldo, uno de sus embajadores. Mientras se va acercando el comienzo del campeonato, todo el país espera ya que su Seleção, en casa, en la XX edición del certamen, y por sexta vez en su historia, se adjudique el trofeo supremo. Pero cuidado: a veces ocurre que, pese a tenerlo todo preparado, te aguan tu propia fiesta.

Y los brasileños, por cierto, lo saben mejor que nadie. ¿Cómo olvidar la Copa Mundial de la FIFA Brasil 1950 y su famoso partido decisivo entre Uruguay y el país anfitrión en Maracaná; concluido, contra todo pronóstico, con una victoria de la Celeste (1-2)? En todo caso, Alcides Ghiggia, autor del gol que dio el título a los Charrúas, se acuerda muy bien: “Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar a los 200.000 espectadores del Maracaná con un solo gesto: Frank Sinatra, Juan Pablo II, ¡y yo!”, comentó un día.

Hace 10 años, Portugal vivió una desilusión semejante cuando albergaba la Eurocopa. Ante su público, la brillante Seleção das Quinas logró auparse hasta la final. Todo el país se disponía entonces a celebrar el primer gran título de su historia, máxime teniendo en cuenta que su rival, Grecia, no tenía los pronósticos a su favor. ¡Cataplof! Los helenos se impusieron por 1-0 en el Estadio de la Luz gracias a un gol de Angelos Charisteas. El capitán Theodoros Zagorakis contaba: “Cuando el árbitro pitó el final del encuentro, fue como si las luces se apagasen. Me quedé en blanco y con una sonrisa de idiota en mi cara durante varios minutos. Fue un momento increíble”. Cristiano Ronaldo y Portugal, entretanto, lloraban.

Cuando ser el anfitrión puede llevar al desastre…
Poco tiempo después, un equipo portugués tenía la oportunidad de borrar ese mal recuerdo. El Estadio José Alvalade era esta vez el escenario de la final de la Copa de la UEFA. El Sporting de Lisboa disponía de 90 minutos para devolver la sonrisa a los aficionados lusos, un año después del fiasco de la final de “su” Eurocopa. Para ello, ‘sólo’ tenía que vencer al CSKA de Moscú en su feudo. La cosa empezó bastante bien, pues Rogerio Regis abrió el marcador. Pero luego llegó la reacción rusa… Resultado final: 1-3.

Uno acaba por creer que es complicado ganar una final europea en casa… El Bayern de Múnich vivió hace poco esa amarga experiencia. El Chelsea vino a estropear la fiesta bávara en el último partido de la Liga de Campeones 2012 (1-1, 4-3 PEN.). Fue un pequeño milagro, ya que los alemanes tuvieron todas las cartas en su mano ante su público. Fueron por delante en el marcador hasta el minuto 88 del tiempo reglamentado, en que empató Didier Drogba. Dispusieron de una pena máxima a favor en la prórroga, que rechazó Petr Cech. E incluso empezaron dominando la tanda de penales tras un primer fallo de los Blues. Pero todo fue en vano…

Otro estadio alemán fue testigo de otra gran fiesta aguada: Zinedine Zidane había ‘elegido’ el Olympiastadion de Berlín para jugar su último partido como futbolista. ¡Y qué partido! Nada menos que la final de la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006… La velada empezó bien: Zizou abrió el marcador con un excelso penal a lo Panenka en el minuto 7, pero Marco Materazzi decidió ejercer de aguafiestas. El defensa italiano empató primero y, ya en la prórroga, provocó la salida del campo prematura del genio galo. Francia no se repuso del golpe. Zidane concluyó su extraordinaria carrera con una tarjeta roja… y una noche negra.

Esos colores, rojo y negro, Paolo Maldini los lució durante toda su carrera, de 1978 a 2009. Sin embargo, el defensa del AC Milan escuchó los abucheos de una parte de su propio público cuando, el 24 de mayo de 2009, abandonó el césped de San Siro, escenario de su último partido y de todas sus hazañas. Cierto es que, aquel día, el Milan perdió 2-3 ante el Roma, pero no fue eso lo que le reprochaba un sector de los tifosi a su hijo predilecto. A pesar de los innumerables títulos y de su fidelidad a la camiseta rossonera, algunos no le perdonaron sus críticas realizadas cuatro años antes, a propósito de los silbidos de los aficionados tras la final de la Liga de Campeones perdida ante el Liverpool. “Gracias capitán: sobre el terreno de juego, un campeón increíble, pero faltaste al respeto a los que te han querido”, se podía leer en una pancarta.

Un centenario de lo más amargo
El delantero argentino Guillermo Barros Schelotto es, a su vez, una figura emblemática de Gimnasia y Esgrima de la Plata, donde se formó y curtió antes de acumular títulos con Boca Juniors (16) y el Columbus Crew estadounidense (3) de 1997 a 2011. A los 38 años, para acabar a lo grande una carrera repleta de trofeos y con 10 internacionalidades con la Albiceleste, decidió reincorporarse al club de sus amores, que luchaba por evitar el descenso. En su 593º y último partido como profesional, Schelotto y Gimnasia necesitaban imperiosamente una victoria frente a San Martín de San Juan, tras haber perdido el partido de ida por 1-0. En la vuelta, en su cancha, no pudieron pasar del empate (1-1). Gimnasia dejó la máxima categoría tras haber pasado allí 32 años. Schelotto, por su parte, se despidió por la puerta de atrás…

Otra fiesta que devino un poco en fiasco: la del Boca Juniors del propio Schelotto, Carlos Tévez y Nicolás Burdisso, entre otros. El conjunto xeneize acababa de ganar la Copa Libertadores 2003; y jugadores y aficionados se dieron cita en La Bombonera para celebrar el título. Al mismo tiempo, se envió a Rosario un equipo ‘B’, repleto de juveniles, para cumplir con la última fecha del torneo Clausura. Mientras la fiesta alcanzaba su punto culminante en Buenos Aires, Boca sufrió una de las derrotas más severas de su historia en la competición liguera. Resultado final: 7-2.

El pasado 22 de marzo debería haber sido una fecha memorable para Arsène Wenger… El entrenador francés celebraba su partido 1000º en el banquillo del Arsenal, pero la jornada se tornó en pesadilla, y sus Gunners cayeron por 6-0 ante el Chelsea. “Es uno de los peores partidos de mi carrera. Al cabo de 20 minutos, el partido se había acabado. Después, se hizo largo. Uno no se prepara para este tipo de experiencias”, admitió entonces el desafortunado protagonista del día. A su vez, en 2011, el Mónaco, antiguo equipo de Wenger, descendió tras 34 años en primera división la noche que cumplía su partido 2000º en la Ligue 1 francesa.

El centenario del Real Madrid tampoco dejó recuerdos imperecederos a los aficionados merengues. Con su clasificación para la final de la Copa del Rey, el equipo blanco había encontrado un pretexto perfecto para celebrar como es debido su 100º aniversario. Pero aquel 6 de marzo de 2002, el Deportivo de La Coruña estaba decidido a estropearle la fiesta (2-1). Sucesivamente, los tantos de Sergio González y Diego Tristán silenciaron al Santiago Bernabéu. Raúl acortó distancias, pero no pudo evitar el Centenariazo. En un estadio casi desierto, el Rey Juan Carlos entregó finalmente el trofeo a los jugadores del Depor, que no se perdieron su gran cita.

Aún no está todo decidido

El Real Madrid, que se impuso cómodamente al Borussia Dortmund en la ida (3-0), es el único equipo que afronta el choque de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA con una amplia ventaja: las estadísticas le dan incluso un 93,8% de posibilidades de obtener la clasificación. El PSG también marcó tres dianas en casa, pero la anotada por el Chelsea (3-1) limita las suyas al 75,8%.

Los respectivos empates registrados en campo propio por Manchester United y FC Barcelona, por idéntico tanteo de 1-1 ante Bayern de Múnich, actual campeón de Europa, y Atlético de Madrid, líder de la liga española, no tienen la misma significación, pero si nos atenemos a las matemáticas sus opciones no superan el 25,5%.

El partido destacado
Bayern de Múnich-Manchester United, Allianz Arena de Múnich, 9 de abril, 20:45 (1-1 en la ida)

El Manchester United, con ocho cambios en su alineación, logró el 5 de abril contra el Newcastle (0-4) su cuarta victoria consecutiva en liga a domicilio sin recibir goles. El club bávaro, por su parte, que sumaba 53 encuentros invicto en su campeonato, sufrió su primera derrota de la temporada en casa del Augsburgo (1-0). Aun así, tiene asegurado el título desde la 27ª jornada, y había alineado un once de circunstancias. 

Sin embargo, las ausencias de los sancionados Bastian Schweinsteiger y Javi Martínez y del sancionado Thiago Alcântara obligarán a Pep Guardiola a efectuar modificaciones en su mediocampo. El Bayern se ha clasificado siempre que ha empatado a 1-1 fuera de casa en la ida (en 11 ocasiones), pero ha sido incapaz de ganar en su feudo en sus cuatro últimas confrontaciones con rivales ingleses. Y como los Diablos Rojos se han clasificado en cuatro de las seis veces que han igualado a 1-1 en casa, este partido de cuartos de final podría acabar siendo más abierto de lo previsto.

La previa

Martes 8 de abril
Chelsea-París Saint-Germain (3-1 en la ida)

Chelsea y PSG prepararon del mismo modo el partido de vuelta, al vencer por 3-0 en sus respectivas ligas y efectuando rotaciones. Los Blues, que habían perdido sus dos anteriores compromisos, volvieron a presentar así su candidatura a la liga contra el Stoke City, y José Mourinho acumula ya 77 partidos sin perder en Stamford Bridge. El PSG, que tendrá que prescindir del imponente delantero Zlatan Ibrahimovic, baja por lesión, doblegó al Reims dando descanso a ocho de los titulares de la ida en la Liga de Campeones. 

De este modo, los parisinos han marcado al menos un gol en sus 24 últimos partidos de liga, y también en los 17 últimos de la Liga de Campeones. Un buen presagio para esta cita, en la medida en que el Chelsea estará obligado a asumir riesgos para intentar remontar su desventaja de dos tantos, algo que únicamente ha hecho una vez, en su duelo de octavos de final de 2011/12 contra el Nápoles (3-1, 4-1 t.s).

Martes 8 de abril
Borussia Dortmund-Real Madrid (3-0 en la ida)

Estos dos equipos se conocen a la perfección, puesto que se cruzarán por sexta vez en menos de 18 meses. No obstante, esta temporada la situación ha cambiado por completo respecto a la anterior campaña, ya que el Real Madrid se ha clasificado las ocho veces que ha tenido que defender una renta de tres goles lograda en la ida.

Miércoles 9 de abril
Atlético de Madrid-Barcelona (1-1 en la ida)

A pesar de disponer de una plantilla mucho más corta que la de sus adversarios, el Atlético de Madrid continúa al frente de la liga española, tras imponerse por estrecho margen al Villarreal (1-0). Y la imagen de ese partido es sin duda la de un Diego Simeone sobreexcitado, que pedía constantemente el apoyo del público y espoleaba a pleno pulmón a sus hombres, que al final acabaron respondiendo. Más que nunca, el excentrocampista internacional se echó a cuestas a un equipo al que sabe infundir ánimos como nadie. 

El Barcelona, por su parte, también pareció embotado frente al Betis, farolillo rojo de la liga española, al que batió mediante dos tantos de penal de Lionel Messi y otro en propia meta de Jordi Figueras (3-1). La formación catalana acudirá sin sus titulares en el eje de la zaga y la portería, lesionados, mientras que los Colchoneros tampoco podrán contar con su artillero Diego Costa. El Atlético no ganó ninguno de sus diez últimos partidos contra el Barça, pero su hinchada está totalmente convencida de la clasificación.

Jugador a seguir
Marc Bartra (FC Barcelona)

El canterano de La Masía, de 23 años, tenía dos ídolos en el Barça cuando era más joven: Carles Puyol y Gerard Piqué. Ahora, con la lesión de ambas figuras, será él el encargado de estabilizar una defensa diezmada. Bartra puede desempeñarse con idéntica eficacia tanto como central, derecho e izquierdo, como de lateral derecho, subiendo al ataque si la situación es propicia. Destaca además por su buen juego de cabeza. Ha sabido esperar su oportunidad, y tendrá su bautismo de fuego nada menos que en un estadio tan volcado con su equipo como el Vicente Calderón.

Números que hablan
9: las eliminatorias de cuartos de final de la Liga de Campeones disputadas por el Chelsea, que únicamente ha sido eliminado dos veces en esta fase del torneo, en 2000 y 2011.

La frase
“¿La Décima? Todos los días pensamos en ella y siempre que tenemos este tipo de partidos. Soñamos con jugar la final, pero quedan tres partidos”. Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid.

¡Que se oiga tu voz!
¿Cuántos equipos que han sido campeones de Europa pasarán a semifinales?

PSG deberá esperar para celebrar

El empate entre el París Saint-Germain y el Sochaux por 1-1 impidió al equipo de la capital francesa proclamarse campeón de la Ligue 1, que deberá esperar al menos hasta el 7 de mayo para revalidar su título.

El uruguayo Edinson Cavani abrió el marcador en el primer tiempo (24) y todo parecía de cara para que el PSG lograse la victoria que le diese el título liguero, pero en una jugada desgraciada en el segundo tiempo, el brasileño Thiago Silva marcó en propia meta el empate definitivo (56).

En un centro por la banda izquierda del ataque del Sochaux, el arquero italiano del PSG Salvatore Sirigu despejó de puños, con la mala fortuna que el balón rebotó en su compañero y acabó en el fondo de la red.

La victoria del sábado del Mónaco ante el Ajaccio (4-1), obligaba a los parisinos a sumar los tres puntos este domingo si querían proclamarse campeones en la 35ª jornada de la Ligue 1.

Tras esta jornada, el París SG suma 83 puntos, por los 75 del Mónaco, por lo que el equipo de la capital se proclamará campeón en la próxima jornada si vence en el Parque de los Príncipes al Rennes o si logra al menos el mismo resultado que el Mónaco contra el Guingamp.

Susto de Alemania, EEUU recupera el ritmo

Las sorpresas brillaron por su ausencia este fin de semana, en el que varios de los mejores combinados femeninos se vieron las caras. 

La competición preliminar europea de la Copa Mundial Femenina de la FIFA transcurrió sin contratiempos, pese a que Alemania estuvo a punto de perder sus primeros puntos de la campaña. Las pupilas de Sylvia Neid viajaron a Dublín con 40 goles a favor y ninguno en contra en sus cinco compromisos previos. Irlanda, sin embargo, fue el rival más complicado de los últimos tiempos para las campeonas de la Copa del Algarve.

De hecho, las alemanas se quedaron atónitas a los dos minutos de juego, cuando Louise Quinn puso por delante a las locales con un remate de cabeza. Simone Laudehr y Lena Lotzen dieron la réplica, pero Stephanie Roche igualó la contienda en el último suspiro. La afición irlandesa, que ya lo había empezado a celebrar, no tuvo en cuenta el legendario espíritu de lucha teutón. Ya con el tiempo cumplido, Emma Byrne no pudo hacer nada por detener el lanzamiento de Melanie Leupolz.

Fue un final demoledor para las irlandesas, en especial para Byrne, que ese día estableció un nuevo récord con su 106ª convocatoria internacional. Y aunque siguen siendo segundas dentro del Grupo 1, Rusia acecha a un punto de distancia con un partido menos tras imponerse a Eslovenia por 4-1.

Suiza brilla, Inglaterra y Francia se pasean
En el duelo más esperado del fin de semana, entre las dos primeras clasificadas del Grupo 2, Italia y España no lograron deshacer el empate a 0-0. El marcador fue el fiel reflejo de la igualdad sobre el césped. Así las cosas, España sumó un punto y ya tiene seis de ventaja sobre su adversario, eso sí, ha disputado una jornada más.

Escocia sigue en cabeza del Grupo 4 después de derrotar a Polonia por 2-0 en Motherwell en su quinta victoria consecutiva. Suecia le pisa los talones con tres puntos y un encuentro menos, y no perdió comba gracias al apabullante 0-4 cosechado en Irlanda del Norte.

Del mismo modo que las escocesas sufrieron para salir airosas ante Polonia, a Islandia también le costó lo suyo su decisivo 0-1 en Israel. El resultado propició que ambos contrincantes intercambiasen puestos en la tabla del Grupo 3, si bien Islandia sigue a nueve puntos de la imparable Suiza, que endosó un apoteósico 11-0 a Malta.

Inglaterra y Francia dominaron a placer, con triunfos por 9-0 y 7-0 frente a Montenegro y Kazajistán respectivamente. Toni Duggan marcó una tripleta que contribuyó a dar continuidad a la excelente racha del equipo desde que Mark Sampson se puso al timón. En las filas francesas, Camille Abily, Gaetane Thiney y Marie-Laure Delie vieron puerta por partida doble. Parece que las Bleues solo saben ganar, ya llevan cinco de cinco. Finlandia también ostenta un registro inmaculado gracias a su 0-4 en Hungría, y sigue de cerca a Francia. Inglaterra, por su parte, reina en solitario dentro del Grupo 6.

Noruega, exlíder del Grupo 5, no jugó este fin de semana, y sus rivales más directas, Bélgica y Holanda, aprovecharon la ocasión con sendas victorias por idéntico resultado (0-6) para hacerse con la primera y la segunda plaza respectivamente. Las noruegas, que son terceras con un punto y dos partidos menos, tienen una cita vital el jueves en Leuven contra las belgas.

Los grupos van tomando forma y en los próximos días veremos algunos encuentros que se presentan vibrantes, como el que enfrentará a Dinamarca y a la pujante Suiza.

Adiós de Sermanni, triunfos de Estados Unidos y Brasil
Lejos de la competición europea, merece la pena destacar algunos amistosos de alto nivel. Brasil, por ejemplo, se llevó el gato al agua, y una valiosísima inyección de moral, con su 0-1 en Australia. En el primero de sus dos choques, Debora Oliveira materializó el providencial tanto para las sudamericanas en medio de la torrencial lluvia que azotó Brisbane.

Estados Unidos recuperó la forma en su impresionante 2-0 contra China, con dianas de Lauren Holiday y Megan Rapinoe. No obstante, la gran sorpresa se produjo horas después del pitido final, con la noticia de que ese había sido el último compromiso de Tom Sermanni al frente de las Barras y Estrellas.

La Asociación Estadounidense de Fútbol, por medio de su presidente, Sunil Gulati, confirmó que el exseleccionador de Australia había sido destituido de sus funciones, y que a la hora de buscar un sustituto, deseaban “ir en otra dirección distinta”.

Abril en femenino

Abril fue otro mes de frenética actividad, con numerosos clasificatorios para la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™ en Europa y varios cambios en los banquillos a lo largo y ancho del planeta. Japón añadió la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA a su creciente palmarés, mientras que Jordania también se colgó el oro en la escena regional. En el fútbol de clubes, arrancó la temporada en Inglaterra y Estados Unidos, y Europa calienta motores para un clásico en el mes de mayo. fifa repasa lo acontecido en abril en el fútbol femenino.

Selecciones Nacionales
Las grandes lideran la carrera hacia Canadá
Alemania, España, Suiza, Noruega e Inglaterra han dado otro paso más hacia Canadá 2015. Entretanto, Suecia y Escocia y Francia y Finlandia, rivales directas en sus respectivos grupos, siguen con pleno de puntos. Cabe destacar que Alemania, que lleva 16 años sin perder en la competición preliminar, estuvo a punto de echar por tierra esa racha en Dublín. El gol in extremis de Melanie Leupolz otorgó la victoria a las reinas de Europa por 2-3 con remontada incluida. Suiza está un poquito más cerca de debutar en la Copa Mundial Femenina de la FIFA gracias a su empate a 1-1 con Dinamarca, a la que le está costando mantener el ritmo.

Jordania revalida la corona regional
La selección asiática emprendió los preparativos para su campaña de clasificación para Canadá 2015 adjudicándose el Campeonato Femenino de la Federación de Fútbol de Asia Occidental. Es la tercera vez que Jordania se alza con el triunfo en este certamen, en el que además participaron otras tres selecciones, Palestina, Bahréin y Qatar. Las jordanas salieron airosas de sus tres encuentros con un balance de 22 goles a favor y ninguno en contra.

Gran éxito para las jóvenes Nadeshiko
Japón arrasó en su primera Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA, con victorias en sus seis partidos en Costa Rica 2014 y un solo gol en contra. Las pequeñas Nadeshiko derrotaron a España en la final. Italia, tercera, y Venezuela, cuarta, también alcanzaron nuevas cotas en el torneo.

Tiovivo en los banquillos
Un mes movido en los banquillos de Estados Unidos, Australia y Brasil, que cambiaron de entrenadores. Tom Sermanni dejó el timón de las Barras y Estrellas al mismo tiempo que su antiguo equipo, Australia, prescindía de la holandesa Hesterine De Reus, casualidades de la vida. Brasil puso a Oswaldo Álvarez (más conocido como Vadão) al frente del combinado con la esperanza de que guíe a sus pupilas hasta el triunfo final en Canadá 2015. Por otra parte, el nuevo técnico de Inglaterra, Mark Sampson, debutó con un abultado 9-0 contra Montenegro, con lo que las británicas ya casi tienen un pie en la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

Fútbol de clubes
Comienza la segunda temporada en Estados Unidos
Tras un brillante primer ejercicio en 2013, la segunda campaña de la National Women’s Soccer League comenzó con la incorporación de otro club, el Dash de Houston, con lo que ya son nueve los conjuntos en liza. De nuevo, las jugadoras de las selecciones nacionales de Estados Unidos, Canadá y México se han repartido por los diferentes equipos. El Reign de Seattle empezó con buen pie, con tres victorias en otras tantas jornadas. Todo lo contrario que el Kansas City, segundo el año pasado en la temporada regular, que aún no ha sumado ni un solo punto.

Europa, un clásico en el horizonte
El defensor de la corona europea, el Wolfsburgo, y el todopoderoso Tyreso sueco se verán las caras en la final de la Liga de Campeones de la UEFA, a celebrar en Lisboa dos días antes de la masculina. Ambos rivales lograron el pase con contundentes triunfos en casa el pasado fin de semana, contra el Turbine Potsdam y el Birmingham City respectivamente. La formación de Baja Sajonia aspirará a revalidar los laureles que conquistó el año pasado en Londres, y las suecas buscarán romper el dominio que Francia y Alemania vienen ejerciendo en el torneo desde hace siete años.

La hora de los premios
La temporada de la Super League inglesa arrancó en abril con dos divisiones en competición y la presencia del Manchester City entre la élite por primera vez. Sin embargo, fue el rendimiento exhibido en 2013 lo que otorgó a la defensa del Liverpool y de Inglaterra Lucy Bronze el galardón a la mejor jugadora del año de la Asociación de Futbolistas Profesionales. Kim Little delantera de Escocia y ex del Arsenal, lo recibió el año pasado en su edición inaugural. En Australia, la capitana de Gales, Jess Fishlock, se adjudicó el premio equivalente por su contribución al primer título de liga del Victory de Melbourne. Tameka Butt, del Roar de Brisbane, fue designada mejor futbolista del campeonato, mientras que Steph Catley, del Thorns de Portland, se llevó el de mejor promesa del año.

El Barcelona mantiene su reinado en España
El conjunto azulgana se consolidó como la nueva potencia del fútbol femenino en España con su tercera corona consecutiva tan solo seis años después de su ascenso a primera. Las catalanas se ciñeron los laureles cuando aún faltaban por disputar seis jornadas y sin perder ni un solo encuentro. Su primera derrota de la temporada llegó a falta de una jornada para el final ante el Sporting de Huelva.

Números que hablan
100 días faltan para que el balón eche a rodar en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA. Canadá festejó el domingo 27 de abril tan señalada fecha en su particular cuenta atrás para la cita planetaria, en la que tomarán parte 16 combinados.

La frase
“Creo que la selección (de Estados Unidos) ha progresado mucho individual, colectiva y tácticamente en los últimos 16 meses. Ahora tiene más calado y hay más competencia que nunca por los puestos, en todas las demarcaciones”.
Tom Sermanni tras dejar el cargo de seleccionador de Estados Unidos.

Mourinho: “Creo y mis jugadores creen”

El técnico del Chelsea Jose Mourinho declaró, en la víspera de la vuelta de los cuartos de la Liga de Campeones en los que su equipo tiene que remontar el 3-1 adverso ante el París Saint-Germain, que tanto él como sus jugadores “creen” en la clasificación.

“Yo creo y mis jugadores creen, eso es lo más importante. Si el PSG mañana es eliminado será una gran decepción para ellos, si somos eliminados nosotros es algo muy esperado. Por eso disfrutamos con esta situación de riesgo”, dijo Mourinho durante la rueda de prensa anterior al partido.

El Chelsea sufrió un duro golpe en la ida, el pasado miércoles en el Parque de los Príncipes, al recibir en el descuento el tercer gol, un tanto del argentino Javier Pastore que dejó la eliminatoria encarrilada para los franceses.

“Muchos jugadores del PSG han jugado muchos partidos grandes. Así que el hecho de que el PSG no tenga historia o tradición en esta competición no juega ningún papel. He jugado más de 100 partidos en Champions y no sé decir cómo será este partido”, explicó Mourinho.

Las dudas en el ataque
Una vez más las dudas del técnico se centran en el puesto de delantero centro. En la ida confió en el extremo alemán André Schurrle debido a la lesión del camerunés Samuel Eto’o y a su falta de confianza en el español Fernando Torres y en el senegalés Demba Ba.

“Eto’o no está bien del todo pero puede jugar mañana”, dijo sobre el camerunés, con problemas en los isquiotibiales desde mediados de marzo.

En la rueda de prensa Schuerrle acompañó a Mourinho y declaró que no le importa el puesto en el que sea alineado.

“Jugaré donde me digan de jugar, como si es de lateral izquierdo. Lo doy todo y estoy a disposición. Estoy preparado para tomar responsabilidades”, dijo el alemán, que cumple su primera temporada con el Chelsea.

“Sabemos la dificultad de la tarea que tenemos, pero estamos confiados, hemos hecho buenos partidos en casa. Necesitamos hacer un gran partido todos”, dijo el internacional con la Mannschaft.

Bielsa entrenará al Olympique de Marsella

El Marsella anunció que ha llegado a “un acuerdo contractual que lleva a la contratación de Marcelo Bielsa para el puesto de entrenador”, para las dos próximas temporadas.

El técnico argentino, de 58 años, firmará oficialmente su contrato “en su próximo viaje a Marsella, al final de la liga (francesa)”, precisó el equipo, sexto en su campeonato, en un comunicado publicado en su página web, donde no avanzó más detalles.

El presidente del club marsellés, Vincent Labrune, ya había anunciado “un principio de acuerdo” con Bielsa el pasado 21 de abril, al término de un empate 0-0 entre su equipo y el Lille.

“En esencia estamos de acuerdo con Marcelo Bielsa sobre el proyecto deportivo”, había dicho el dirigente en aquel momento.

El ‘Loco’ sustituirá como entrenador del equipo a Jose Anigo, que ocupa el puesto de manera interina desde el despido el pasado mes de diciembre de Elie Baup.

El propio Anigo, que es además director deportivo de la entidad y por tanto responsable de fichajes, ya había avanzado en varias ocasiones que era optimista con la posibilidad de contar con Bielsa para tomar las riendas del equipo la próxima temporada.

Este mismo viernes, antes del anuncio oficial, había hablado sobre el argentino.

“Es normal que entre el principio de acuerdo y la firma pase un tiempo, pero todo va bien”, había dicho Anigo.

Bielsa es una de las figuras más importantes del fútbol sudamericano y entre sus etapas más recordadas están sus años como seleccionador de Argentina (1998-2004) y Chile (2007-2011).

Antes de llegar al Marsella había tenido como último club el Athletic de Bilbao (2011-2013), al que clasificó para la final de la Europa League y la Copa del Rey en la temporada 2011-2012.

Bielsa había asistido el 11 de abril, en las tribunas del estadio de la Mosson de Montpellier, a la victoria del Marsella contra el equipo local por 3-2.

En ese partido estuvo acompañados por su adjunto chileno, Diego Reyes, y por el exinternacional francés Manuel Amoros, exjugador del Marsella. Ambos podrían formar parte de su cuerpo técnico en esta nueva aventura.

Una brillante carrera
Como jugador tuvo una carrera secundaria, pero como entrenador Bielsa ha ido ganando prestigio desde hace más de veinte años.

Comenzó en el Newell’s Old Boys (1990-1992) de su país, al que hizo campeón, y después pasó al fútbol mexicano, para dirigir a Atlas (1992-1994) y América (1995-1996), antes de volver a Argentina para entrenar al Vélez Sarsfield (1997-1998), al que llevó al título en el Clausura.

Llegó entonces su primera aventura en Europa, fichando por el Espanyol, pero apenas unos meses después recibió la llamada de la selección argentina, a la que dirigió hasta 2004, año en el que consiguió el oro olímpico en Atenas.

Estuvo con ella en la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002, donde el equipo sufrió la eliminación en la primera fase.

En 2007 volvió a ser seleccionador, esa vez de Chile, y estuvo en el cargo hasta 2011. En esos años el equipo experimentó una importante progresión y estuvo en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, en el que se despidió ante Brasil en octavos de final.

En el Athletic tuvo la final de la Europa League, perdida contra el Atlético de Madrid en Bucarest, como momento más especial, pero no pudo conseguir ningún trofeo en su estancia en Bilbao.

Además de por sus éxitos deportivos, Bielsa es también conocido por su carácter singular y su sobrenombre de ‘Loco’.

Este fichaje intensifica la presencia creciente de Latinoamérica en el fútbol francés, donde ya juegan figuras como el uruguayo Edinson Cavani (París Saint-Germain) o los colombianos Radamel Falcao y James Rodríguez, ambos en el Mónaco.

En el Marsella tendrá como misión hacer olvidar una temporada negativa, que ha desilusionado a los hinchas. El equipo está actualmente luchando por alcanzar al Lyon (5º) y poder así clasificarse para la próxima Europa League.

Matuidi: “Hemos ascendido un peldaño”

“Es fantástico todo el rato”, decía de él su anterior entrenador, Carlo Ancelotti. “Posee todas las cualidades. Es un trabajador fuera de lo común que sólo piensa en progresar, progresar y seguir progresando”, estimó Laurent Blanc, su actual técnico. “Está a un nivel muy alto, en cuanto a volumen, intensidad y encadenamiento de carreras”, subrayó a su vez su seleccionador, Didier Deschamps… En resumidas cuentas, tanto en la selección de Francia como en su club, el centrocampista internacional del París Saint-Germain Blaise Matuidi es un jugador indispensable.

Y también infatigable… Auténtico trabajador en la sombra, merece la pena verle correr, entrar al cruce, fajarse y robar hasta el último balón para dárselo a un compañero desmarcado; y todo ello desde el primer minuto del partido hasta el último. “Es mi trabajo, me pagan por eso”, resumió el jugador al que apodan alternativamente Marathonman, el Chicle, el Pulpo o el Incordio. “Para mí, este trabajo es tan importante como dar un pase de gol o marcar”.

Pero eso también lo sabe hacer… Más ofensivo este año, ha seguido ganando en volumen en su juego, llevando tras su estela a una selección de Francia clasificada para la Copa Mundial de la FIFA™, y a un PSG en pos de un triplete histórico liga-Copa de la Liga-Liga de Campeones de la UEFA. fifa contactó con Blaise Matuidi para hablar de esos próximos desafíos.

Blaise, ¿qué podría impedir que el París Saint Germain ganase la liga francesa?
¡Nosotros mismos! Es verdad que, con 13 puntos de ventaja y a siete jornadas del final [ndlr: la entrevista se realizó antes del PSG-Reims del pasado sábado], ya no estamos muy lejos del objetivo. Mientras no esté hecho matemáticamente, no hay que cantar victoria. Pero si ganamos los dos próximos partidos, ¡estará casi hecho!

Por lo demás, el París Saint-Germain tiene otro objetivo en perspectiva: la Liga de Campeones de la UEFA. ¿Cree que el equipo tiene posibilidades de ganar la competición?
Los ocho equipos que quedan pueden aspirar a ganar esta Liga de Campeones. Todos estos clubes figuran entre los primeros en sus ligas respectivas. El Bayern de Múnich, el Real Madrid y el Barcelona son los grandes favoritos. En mi opinión, París y Chelsea están a un nivel similar, y se sitúan justo por detrás. Primero vamos a aplicarnos para superar esta ronda; luego, en semifinales, ya veremos…

Por sus características, se le apoda alternativamente “Marathonman”, “el chicle”, “el pulpo”, “el incordio”: ¿De qué mote está más orgulloso, y por qué?
Me gusta mucho “Marathonman”. Muestra que la gente observa que, sobre el terreno de juego, voy a tope. Siempre he dado lo mejor de mí mismo; un poco como los maratonianos. Son personas que van al límite de sus capacidades. Por consiguiente, ese apodo es el que más me complace.

¿No resulta un poco frustrante trabajar en la sombra? 
¡Es mi trabajo! Me pagan por eso. Pero para mí, es tan importante como dar un pase de gol o marcarlo. Tal vez algunos prefieran quedarse sólo con los goles, pero otros saben que hay trabajadores en la sombra y que desempeñan un papel tan primordial como el de un delantero.

Todo el mundo coincide en afirmar que es tan imprescindible para el PSG como para la selección de Francia. ¿Es consciente de haber cambiado de estatus en unos meses?
Somos conscientes de que el equipo ha ascendido un peldaño. Automáticamente, si el equipo ha subido un escalón, tú también. Personalmente, intento mantener mi patrón de comportamiento. Es verdad que me siento bien en este equipo, que armonizo bien dentro del colectivo, que me encuentro bien dentro del sistema de juego del entrenador. Intento hacer lo que me dice, y la cosa marcha bastante bien. Voy a procurar que siga así.

¿Se considera un “jugador líder” dentro de los Bleus?
Intento aportar mi granito de arena, al igual que los otros 22 jugadores que componen la selección francesa. El hecho de haber llevado el brazalete el pasado verano cuando no jugó Hugo [Lloris] me complació muchísimo. Eso demuestra que el seleccionador confía en mí, y que tal vez me vea como un líder. Es un honor inmenso.

¿Tiene la sensación de que Francia ha vuelto a ver la luz de una vez por todas?
Eso espero, pero no hay que dejarse llevar por la euforia. Somos conscientes de lo que hemos hecho. Tenemos un gran campeonato próximamente y estamos muy contentos de participar en él, pero nuestra mayor satisfacción es saber que la gente ha recuperado la fe en nosotros. La gente se ha dado cuenta del amor que tenemos a esta camiseta azul. Más allá de los resultados, ahí radica nuestro mayor orgullo.

¿Qué efecto produce clasificarse para un Mundial?
Jugamos al fútbol para vivir momentos como el que vivimos el pasado 19 de noviembre. ¡Aunque no haya un título detrás! Gracias a emociones como aquéllas amamos este deporte, que nos apasiona. Fue mágico e inesperado. Habíamos perdido 2-0 en la ida, y nunca había ocurrido que una selección remontase una desventaja de dos goles en la repesca. ¡Y lo hicimos! Pero en nuestro fuero interno, sabíamos que lo íbamos a conseguir. Se veía en las miradas…

Otro momento de intensa emoción tuvo lugar recientemente, cuando marcó su primer gol con los Bleus en un amistoso contra Países Bajos. ¡Y vaya gol!
Me dio mucha alegría. Meter mi primer gol con la selección de Francia, y además en mi casa, en París, en el Stade de France, ante mi familia… no podría haber soñado algo mejor, ¡aunque fuera en un amistoso! Esa clase de voleas no es un gesto que suela hacer. Me tomaron mucho el pelo posteriormente, sobre todo Zlatan…

“Vi tu gol anoche. Magnífico. Seguramente has debido de ver a Zlatan en los entrenamientos”, le escribió Ibra a través de las redes sociales… 
Es un honor que te felicite Zlatan. Él ha metido bastantes goles así en su carrera. Es un jugador excepcional, y recibir los elogios de un jugador como él me agrada mucho.

Zlatan Ibrahimovic no estará en Brasil, al contrario que usted. ¿Afronta el Mundial con confianza?
Sí, pero con moderación. Sin ser presuntuosos ni dejarnos llevar por la euforia, es necesario ser conscientes de que podemos hacer algo en este campeonato. Hemos demostrado en el pasado que podíamos rivalizar con las mejores selecciones. Cierto es que, para la mayoría de nosotros, será el primer Mundial que juguemos, pero todos vamos a tratar de hacer algo grande. ¡Que no quepa la menor duda!

Guingamp conquista la Copa de Francia

El Guingamp ganó la Copa de Francia al derrotar 2-0 al Rennes este sábado en el Stade de France (afueras de París), repitiendo la victoria que logró contra el mismo rival en 2009, cuando el modesto equipo bretón estaba en segunda división.

Este nuevo título, el segundo en la historia del Guingamp, lo clasifica para la próxima edición de la Europa League. Los goles los marcaron Jonathan Martins Pereira (minuto 36) y el franco-maliense Mustaphá Yatabaré (46).

Guingamp, la pequeña ciudad bretona de 7.200 habitantes, muestra desde ahora en sus vitrinas dos Copas de Francia en tres finales disputadas, ya que en 1997 perdió el partido por el título con el Niza.

Para el Rennes, a priori el favorito, la maldición continúa. Traumatizado por la derrota ante su vecino en 2009, cuando éste militaba en Ligue 2, en esta ocasión esperaba tomarse la revancha pero nunca tuvo opciones de victoria.

La etiqueta de perdedor parece consolidarse en el equipo dirigido por Philippe Montanier, después de que el año pasado cayera en la final contra el Saint-Etienne con un gol decisivo del brasileño Brandao.

De esta forma son 43 los años que el Rennes lleva esperando un trofeo, desde que ganara la Copa en 1971.

Antes de la apertura del marcador con una bella volea de Martins-Pereira, el Guingamp ya había dispuesto de media docena de ocasiones.

El hombre del partido fue Yatabaré, que estuvo cerca de marcar en los minutos 14 y 19. Ya autor de un doblete en semifinales contra el Mónaco, el delantero firmó el segundo de la final para alcanzar los ocho tantos en esta edición de la Copa de Francia.

Con 2-0 en contra, el Rennes comenzó a jugar. En la segunda parte, con la entrada en el campo de Paul Georges Ntep y el portugués Nelson Oliveira, estuvo cerca de encontrar la portería, pero finalmente ni siquiera se pudo acercar a un Guingamp siempre superior.

Hazaña del Chelsea de Mourinho (2-0)

Un gol al filo del minuto 90 del francés Demba Ba selló en Londres la remontada del Chelsea (2-0) ante el París Saint-Germain, que había ganado por 3-1 en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, y metió a los “blues” en semifinales.

El portugués José Mourinho, que ya guió al equipo inglés a la penúltima ronda de la ‘Champions’ en 2005 y 2007, tratará por tercera vez de alcanzar la final de la máxima competición europea, que el Chelsea ya ganó hace dos temporadas con el italiano Roberto Di Matteo en el banquillo.

El conjunto del técnico luso dominó en el segundo tiempo un encuentro que se había mantenido equilibrado en el primero, cuando los locales tan solo crearon peligro a balón parado, y logró cerrar el duelo en el último suspiro, cuando atacaba al PSG con tres delanteros: Samuel Eto’o, Demba Ba y Fernando Torres.

Mourinho, que se ha quejado esta temporada de falta de opciones en el ataque, forzó el regreso de Eto’o después de tres partidos apartado por lesión y sentó en el banquillo de inicio a Torres, que en sus últimas doce apariciones ha marcado un gol, en la visita al Galatasaray el 26 de febrero (1-1).

Eto’o se movía por delante de una línea de tres atacantes, Eden Hazard -que dejó su puesto André Schürrle por lesión al cuarto de hora-, Oscar y Willian, que tenían la misión de traspasar las defensas francesas y hacerle llegar balones al camerunés.

El técnico del PSG, Laurent Blanc, con el sueco Zlatan Ibrahimovic lesionado, situó al uruguayo Edinson Cavani en la posición más adelantada y, si bien llegaba a Londres con el objetivo de mantener la amplia ventaja lograda en París, no renunció a su habitual carácter atacante.

Los visitantes no se escondieron en su área a la espera de un contragolpe, sino que presionaron al Chelsea en su campo desde el inicio buscando un gol que habría evaporado cualquier esperanza de los de Mourinho.

Con todo, el PSG no lograba inquietar al portero Petr Cech, si bien dominaba el centro del campo y lograba cerrar el paso de balones hacia Eto’o.

El equipo inglés tenía dificultades para superar la ordenada defensa de los de Blanc, y el poco peligro que fabricaba llegaba desde la banda izquierda, donde Oscar atormentaba al lateral francés Christphe Jallet.

Primera ocasión clara
Hasta la media hora no llegó la primera ocasión clara del partido, un disparo de Lampard desde la esquina izquierda del área -Oscar había ido al suelo en una de sus carreras- que rebotó en la barrera y siguió una trayectoria inesperada antes de que el portero italiano Salvatore Sirigu sacara una oportuna mano para despejar un balón que los aficionados veían ya en la red.

Ese fue el primer aviso de los de Mourinho, que cuatro minutos después, también a balón parado, dieron un golpe de autoridad a la eliminatoria.

A la salida de un córner, David Luiz peinó un balón hacia atrás para que Shüerrle, desde el centro del área y sin oposición, rematara el 1-0 y pusiera la semifinal a un solo gol para los locales.

El camino para remontar la eliminatoria ya no se presentaba tan cuesta arriba con esa ventaja en el marcador y los “blues” comenzaron a sentirse superiores a un PSG que se veía contra las cuerdas.

Nada más salir del vestuario tras el descanso, el Chelsea estrelló el balón en el larguero en dos ocasiones consecutivas.

Shüerrle conectó primero un pase de Willian en el interior del área con un tiro que hizo temblar la portería de Sirigu, y Oscar, apenas un minuto después, volvió a levantar al público de Stamford Bridge de sus asientos al estrellar en la madera una falta desde veinte metros.

A pesar de su aparente dominio, los minutos pasaban sin que los “blues” lograran el segundo, y Mourinho subió la apuesta sentando a Frank Lampard para dar entrada al atacante francés Demba Ba.

Cavani pudo aprovechar los riesgos que corría el Chelsea, lanzado al ataque, en el minuto 72, pero disparó alto cuando logró plantarse en el área de Cech en un contragolpe, y volvió a hacerlo en otra llegada cinco minutos después.

A pesar de que los visitantes apretaban, la situación era desesperada para Mourinho, que sacó a Torres como tercer delantero a diez minutos del final.

La táctica funcionó, y cuando los nervios en Stamfod Bridge habían alcanzado su clímax, en el minuto 87, Ba se adelantó al central del PSG para llegar a un balón cruzado que la defensa francesa no había podido rechazar y dejarlo en la red antes de celebrar en el córner el pase del Chelsea a semifinales.